Blog Single Post

13

abril

Elaborar un plan de empresa ¿o no?

¿Vale la pena dedicar tiempo y esfuerzo a elaborar un plan de empresa?

La anterior es una pregunta que muchos emprendedores se plantean a la hora de lanzar un proyecto empresarial, y la verdad es que parece que la respuesta va variando según la tendencia de moda del sector. Hace unos años parecía impensable que nadie te tomara en serio si no podías enseñar un Business Plan de 100 páginas lleno de cifras, análisis, hipótesis, casos de estudio y virguerías empresariales varias.

Hoy en día, no obstante, la filosofía del Lean Startup y la corriente de agilidad que influencia el sector de las Startups han generado una nueva tendencia en la que parece que con un Business Model Canvas basta para abrir cualquier puerta.

Hay una expresión venezolana que encaja a la perfección entre estas dos posiciones bastante antagónicas: “Ni tan calvo ni con dos pelucas“.

Y es que, ciertamente, no tiene demasiado sentido dedicar una cantidad ingente de recursos (tiempo y dinero) para elaborar un Plan de Empresa como el descrito con anterioridad, pero, tampoco basta con dedicar un par de horas a trabajar con el Business Model Canvas y asumir que en 25 Post-its tenemos todas las certezas necesarias para embarcarnos en nuestra aventura emprendedora.

No nos engañemos. Tener un plan de empresa es útil por dos razones fundamentales:

1.- Todo lo que se escribe se hace más tangible

Mientras las ideas vuelan libres por tu cabeza, cuesta contrastar lo viables que puedan llegar a ser. La acción de escribir dota de un “peso específico” a nuestras ideas y el revisarlas a posteriori genera una perspectiva mucho mayor que cuando lo que hay son pensamientos abstractos.

2.- Vas a tener que “vender” tu proyecto a diferentes públicos

Sin menospreciar la anterior, para mí, esta es la razón fundamental para dedicar recursos en la elaboración de un plan de negocios, ya que en la medida que tu proyecto vaya evolucionando, necesitarás contarlo en diferentes contextos. En algunos bastará la pasión de tu discurso y las chispas que desprende tu mirada; pero en más de una situación vas a necesitar argumentos formales (y formalizados) para conseguir alguna cosa (socios, clientes, proveedores, financiación o inversión, entre otros).

El verdadero reto, como venimos comentando, reside en elaborar un buen plan dedicándole una cantidad “limitada” de recursos. Afortunadamente, nos ha tocado vivir una época en la que hay muchísima información a nuestra disposición y con una simple búsqueda en Google conseguirás una gran cantidad de información sobre cómo hacer un Plan de empresa e, incluso, plantillas y modelos que os sirvan de guía.

En Cink Emprende, hemos diseñado nuestra propia “Plantilla Comentada” de Plan de Empresa ( que te puedes descargar aquí:  Plantilla Plan de Empresa Cink Emprende ) y a lo largo de una serie de posts, comenzando con este que lees, analizaremos cómo estructurar un buen Business Plan, sobre la plantilla que ponemos a tu disposición en el link anterior.

Fdo. Carlos Cendra (@CarlosCendra)

- Mar Saavedra, ,

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de las condiciones de uso de cookies en nuestro aviso legal, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies